sábado, 21 de agosto de 2021

ANDORRA EN FURGONETA CAMPER

Durante el verano 2021, el viaje que teníamos en mente daba la situación epidemiológica en España y ante las dudas de si poder o no viajar fuera de nuestras fronteras, nos fuimos a Andorra. Aprovecho este inicio de entrada para escribir que no tuvimos problema alguno al respecto de restricciones o accesos a cualquier lugar, más allá de los aforos, el uso de mascarilla en interiores y uso de desinfectante. Durante 15 días nadie nos pidió ni certificado de pruebas negativas, de vacunación, ni nada por el estilo, ni tan siquiera la toma de temperatura, ni en lugares públicos, ni privados.

El Principado era una zona desconocida del Pirineo para nosotros y al cual le teníamos ganas desde hace algunas temporadas Para esta ocasión la idea era viajar en furgoneta-camper como venimos haciendo ya algunos años. En la búsqueda de información encontramos que Andorra es bastante permisiva para el viaje en este tipo de vehículos y autocaravanas, aunque es cierto que existen zonas de alto valor ecológico donde se indica claramente la prohibición de pernoctar de cualquier forma. Los lugares en los que hemos pernoctado han sido aparcamiento de estaciones de ski, áreas recreativas, miradores e incluso en algún que otro final de calle de una aldea perdida en el monte.


La pernocta en autocaravana o furgoneta es bastante permisiva en Andorra. 

En Andorra, como en casi todo el Pirineo, hay agua por todos lados. Agua de fuentes y ríos que hemos aprovechado para beber, ducharnos, lavar utensilios…y que no se me olvide, utilizando para todo ello, champú y lavavajillas ecológico.

Para que podáis entender un poco nuestro viaje, lo dividimos en dos partes. En la primera de ella recorrimos puertos y rincones de casi todas las localidades andorranas, mientras que en la segunda estuvimos de descanso en un camping en las cercanías de Ordino. No obstante el resto de esta entrada la he descrito sobre las zonas que hemos visitado en el “pequeño país de los Pirineos”.

ZONA DE SAN JULIA DE LOIRA:

Andorra se separa en parroquias, que vienen a ser como las provincias en nuestras comunidades y en este sentido esta fue la primera zona que visitamos, pues la entrada a Andorra la realizamos desde España por la Farga de Moles, dejando atrás el pueblo catalán de la Seul de Urgell.

Una primera parada en la oficina de turismo de San Julia de Loira os vendrá bien para situaros, pues tened en cuenta que Andorra no tiene convenio con la Unión Europea, con lo cual el tema de telefonía y consumo de datos, va por otro lado y es bastante caro. Una buena herramienta es descargarte de google maps de Andorra off-line, sino pues a la vieja usanza: mapita y preguntando a los lugareños. También en estas oficinas y estaciones de servicio fue donde “chupamos” wifi, para buscar información, actualización de estados, etc.

En todas las localidades que hemos visitado hemos recorrido el centro, siempre pintoresco y bien ordenado.

En San Julia, está el Museo del Tabaco que es prácticamente el único producto que manufactura y produce Andorra. 

Una zona que es indispensable si se va con niños/as es NATURLANDIA. Es un parque de atracciones en medio de la naturaleza, con muchas actividades. Motos eléctricas, buggys, parque colgante, tirolina gigante, tiro con arco, granja, sendero por el bosque y la estrella el TROMBOTRON. Una atracción que sube desde la cota 1600 a la 2000 y desde la que te lanzan con una especie de trineo a toda velocidad durante 5 km.





Un aula de naturaleza en la cota 2000 de Naturlandia. 




El paisaje de esta zona es espectacular, mires hacia donde mires: pinares, montañas, prados, aldeas.

En la cercana aldea de Juberri, hay un jardín privado, sobre la falda de la montaña que es visitable de manera gratuita. El jardín alberga gran cantidad de figuras de animales, dinosaurios y estatuas varias que alegran el paseo por el mismo.



Casi retrocedemmos al Jurásico en los Jardines de Juberri. 


Otra zona imprescible de los alrededores de San Julia, es subir en dirección a Nagol y visitar la ermita San Serni, la ermita románica más antigua de toda Andorra.


Ermita de San Serni. 

Toda Andorra es territorio ciclista y todos los puertos están señalizados, con información completa sobre pendiente, medias, kilómetros, etc. Uno de los que decidimos subir y conocer (en furgoneta…)es el Coll de la Gallina. Un puerto largo y con unas vistas increíbles. En su recorrido pudimos también visitar el curioso Santuario de Canolich.


Gracias al esfuerzo del ciclista Joaquín "Purito" Rodiguez y al apoyo decidido del gobierno andorrano, Andorra se ha convertido en un paraiso para la bicicleta en todos los sentidos. 

Vistas de San Julia de Loira al caer la noche. 

Vista panorámica del Coll de la Gallina. 


Nuestra furgo en uno de los lugares en los que hicimos noche en la subida al Coll de la Gallina. 

ZONA DE ANDORRA LA VIEJA-ESCALDES-ENDORGANY-ENCAMP:

La carretera principal de Andorra es la CG1 y CG2 que unen por así decirlo la frontera sur (la española), con la frontera noreste (la francesa). Tomándola como referencia desde ellas se accede a todos los lugares visitables del principado.

Al abandonar San Julia de Loira, en dirección a Andorra La Vieja, nos toparemos con Santa Coloma y con ella el Centro de Interpretación del Arte Románico Andorrano, que por supuesto bien merece la pena. En este centro y con ayuda de la audioguía facilitada podrás hacerte a la idea de la importancia del románico en los Pirineos. Se incluye en este centro, la visita a la ermita de Santa Coloma, la cual dispone de un audiovisual de cómo se realizan los frescos de las ermitas muy interesante.



Particular torreón circular de la ermita de Santa Coloma. 

En Andorra la Vieja, hicimos lo que viene siendo “normalidad”, bajarnos de la furgo y andurrear las tiendas de la Avenida Meritxell, plagada de comercios de todos los tipos y colores. Comprar en Andorra a día de hoy no es económico, ni vas ahorrarte dinero en dichas compras si lo comparas con España. Al salir de Andorra, la Agencia Tributaria española con nuestra  Aduana, te podrá pedir la declaración de lo que llevas y deberás abonar el supuesto ahorro en impuestos, si quieres continuar tu camino. Lo barato en Andorra es el tabaco, el alcohol y lo relacionado con perfumería, pero también para poder sacar esto del principado, la Aduana te puede requisar parte de las compras si superas las cantidades autorizadas.

Desde Escaldes-Engordany, puedes acceder al Valle de Madriu-Perafita-Claror, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Se trata de una zona natural increíble y en la que recorrer senderos y senderos, rodeados de vegetación y gran cantidad de fuentes y refugios. Nosotros realizamos un sendero circular de unas 2,30 horas paralelos al río Madriu que nos encantó.




Cualquier lugar de esta ruta junto al río Madriu es buena para el descanso. 






Recurso interpretativo en el sendero que realizamos, imitando un libro. 

Una visita obligatoria es el Lago de Engolasters al que se accede subiendo un puerto que termina en la zona de información del lago. En el recorrido la ermita de San Miguel de Engolasters, también merece la pena.






En esta zona disfrutamos de una exposición al aire libre sobre arte. Estas casas y la anterior foto de las llaves colgadas de los pinos eran dos de sus obras. 

Desde Encamp os recomendamos dos recorridos en coche, con caminatas cortas. Una de ellas es la que nos lleva hacia el sector de Encamp de las estaciones de ski, que parte desde donde arranca el funicular en el centro de la ciudad. A lo largo de este recorrido hay varias áreas recreativas y un mirador hacia el valle. Al final de esta ruta, hay un enorme rocódromo y área de descanso que nos sirvió para reponer fuerzas. El otro de los recorridos que os proponemos es subir hacía la Collada de Beixalis, puerto que se ha subido en la última edición del Tour de Francia y donde el recorrido serpenteante propicia una formidables vistas.





Aunque no lo parezca, lo que ves en la foto es un enorme rocódromo. Dispone además de tirolina. 

El Museo Nacional del Automóvil merece una visita y se encuentra en la localidad de Encamp. Con sus cuatro plantas de exposición, se puede ver la evolución de este medio de transporte, así como la crisis del sector tras las Guerras Mundiales. Una enorme colección de bicicletas y artilugios antiguos asociados al transporte completan esta visita. 





El Museo Nacional andorrano del automovil es una visita recomendable. Además la audioguía del mismo ayuda mucho con todas sus audiodescripciones. 

 ZONA DE CANILLO-VALLE DE INCLES-SOLDEU-PAS DE LA CASA:

Antes de llegar a Canillo y a pocos kilómetros de Encamp, podremos visitar el Santuario de Meritxell. En la actualidad hay un edificio modernista que homenajea al antiguo santuario que sufrió un gran incendio. En este nuevo edificio hay una exposición de todas las ermitas andorranas pero en miniatura.



Canillo es una pequeña ciudad atravesada por dos ríos que le dan un color y ruido especial al centro de la misma. Calles estrechas y balcones engalanados. Desde el mismo Canillo y mirando hacia la montaña aledaña, un enorme cortado de piedra, se puede observar la plataforma del mirador: Roc del Quer. Para acceder a este mirador, con visita obligada hay que subir por el Coll de Ordino, carretera una vez más serpenteante y que nos llevará a este curioso mirador sobre la ciudad.





El mirador Roc del Quer, es visita obligada al llegar a Ordino. Con paciencia en la subida y disfrutando del paisaje, la sorpresa final de este mirador no deja indiferente a nadie. 


Curiosa máquina quitanieves perteneciente al cuerpo de ingenieros de los Estados Unidos y que prestó servicio en las carreteras andorranas durante muchos años. A Eloy y a mi nos atrapó. 

Una de las cosas que más nos ha sorprendido de Andorra es la disponibilidad de rocódromos libres y a utilizar, como el que encontramos en la CG2. Una norme “espiga” de 32 metros con vías de escalada por todos lados.



Rocodromo junto a la carretera CG2. 

En Ransol, visitamos una zona de baño muy curiosa: el río de la Coma. Al final del recorrido, la carretera termina en un área recreativa y desde allí parten gran cantidad de recorridos hacia lo alto de las montañas. Es posible ver como el agua cae por varias cascadas hacia el río Coma y poder palpar la gélida temperatura de la misma.






Agua fria, fria a la que desafiamos y con la que disfrutamos. 

El Valle de Incles es una zona restringida y a la que se puede acceder en autobús o andando, pues la entrada en vehículos solo está permitida para los residentes o los que aceden al camping que se encuentra en la carretera principal. Aquí se puede realizar una ruta circular de unas dos horas bastante cómoda e interesante.






Soldeu es una ciudad dedicada íntegramente al deporte del ski, llena de hoteles, alojamientos y mucha modernidad. Alejada un poco de las construcciones andorranas de aldeas y barrios antiguos a la cual no le dedicamos ningún tiempo de nuestra visita.

Abandonando Soldeu continuamos hacía el Puerto de Envalira a unos 2400 metros de altitud, donde hicimos noche y disfrutamos de esta parte Andorrana. Una vez coronado el puerto se inicia el descenso hacia Pas de la Casa, donde se encuentra la frontera luxa. En el descenso, también y para los más pequeños y grandes, hay un circuito de Kart.  En el descenso realizamos un breve recorrido a pié hacia el Lago de Font Negra. Pas de la Casa es un centro comercial al por mayor y donde casi “media” Francia y España pirenaica vienen a comprar. Tampoco desató nuestros encantos, como para poder dedicarle mucho tiempo.





Al fondo las montañas del Pirineo francés y Pas de la Casa. 


Vistas de nuestra "terraza" al amanecer en el Puerto de Envalira. 

ZONA DE ORDINO-LA MASSANA:

Para nuestra experiencia esta zona ha sido en la que más a gusto hemos estado. Tal vez la idea de descanso que hemos tenido en el camping de Ansalonga tenga algo que ver…Pero la cuestión es que aquí hay mucho por descubrir y visitar.

El centro histórico de Ordino, propicia que nos perdamos por alguna de sus calles medievales. Un Museo privado dedicado a las miniaturas nos sorprenderá con esculturas realizadas en el ojal de un alfiler.








Un nuevo rocódromo y una zona infantil de escalada en plena ciudad nos llaman mucho la atención. En los días que estuvimos allí, todos los días era utilizado.


Ordino y La Massana se encuentra unido por un sendero que va paralelo en parte, al Rio Valira del Nord. Vegetación de ribera y el agua correr nos acompañan en todo el recorrido. En nuestro caso subimos hasta la aldea de la Cortinada, disfrutando de mucho verdor, fresco y algún que otro corzo que se alimentaba en los prados aledaños.




El puerto de Ordino-Arcalis también es una mítica subida del Tour de Francia y en su recorrido está plagado de áreas recreativas para poder descansar e iniciar senderos hacia las montañas y picos más cercanos.



Por último destacar de nuestra visita a Andorra un lugar inesperado, el Museo del Comic. Un edificio dedicado a los grandes ilustradores de comic y una enorme biblioteca para poder consultar y leer todo lo que se quiera en cuanto a estos temas. Desde las aventuras de Asterix, Tintín, Mortadelo y Filemón, el Capitán Trueno, El Jabato…La visita es amenizada por una colección de los coches de Tintín, figuras, cintas de video, posters, dibujos y fichas sobre los escritores/as más destacados.






ALGUNAS CUESTIONES A TENER EN CUENTA EN TU VIAJE A ANDORRA:

-El acceso se puede realizar por dos zonas: desde el pueblo catalán de la Seu de Urgell o desde Puigcerda, pasando al Pirineo francés y desde allí a Pas de la Casa en Andorra. En ambas zonas para entrar no tendremos problemas. Para salir, estaremos a merced de las Aduanas y controles. Es conveniente informarse bien de lo que se puede declarar y que cantidades de producto (cartón de tabaco, botellas de alcohol…) están permitidas sin que se aplique fiscalidad por ellos.

-En Andorra se habla, francés, catalán y español. Nosotros no tuvimos ningún problema para poder orientarnos, preguntar y localizar los lugares a los que queríamos ir. Incluso en la cartelería informativa de recursos turísticos se puede leer e intuir los textos en catalán sin problemas.

-La moneda comercial en Andorra es el euro.

-El combustible en Andorra ha estado en este verano 2021, unos 30 céntimos/litro más barato que en España, con lo cual, procura no llegar con el depósito lleno a Andorra y recuerda cargarlo a tope al salir.

-Ante la ausencia de “roaming” para las comunicaciones con nuestros teléfonos móviles, hemos aprovechado el “wifi” de gasolineras, centros de visitantes, museos y oficinas de turismo.

-Las carreteras de Andorra son estrechas y muy ajustadas, salvo en las CG1 y CG2 que más o menos son anchas y con escasas zonas de curvas. Otro “cantar” son ya las carreteras que suben puertos, estaciones de ski, etc. Las curvas y recurvas que vas a encontrar serán muchas. Presta atención, pues hay presencia de gran cantidad de ciclistas y la distancia mínima establecida en Andorra entre vehículos y deportista es de 2 metros.

-Comer en Andorra es caro al compararlo con los precios de carácter general de España. El menú más barato lo vimos una sola vez a 10 euros, el resto de menús del día ronda los 15 euros sin incluir las bebidas. Un café con leche suele costar sobre 1,90 céntimos y por un tercio es probable que te cobren 2,50 euros.  A efectos de comprar en un supermercado, los precios son más caros, sobre todo la fruta y verdura, en cambio los refrescos y bebidas en general mantienen un precio similar a los españoles.

 Por último y en la organización de nuestro viaje, salimos el día 4 de agosto, haciendo parada en Zaragoza, desde allí a Andorra, donde llegamos el 5 y la abandonamos el 17 de agosto por la mañana. En total hemos estado viajando unos 13 días, muy bien aprovechados y disfrutados. El coste de este viaje ha rondado los 800 euros y en el se incluyen todos los gastos (comida, cafes, combustible, camping durante cuatro noches, etc.) 

 ANDORRA, todo un descubrimiento, donde seguro que volveremos. 

Saludos y seguimos. Ivan.